Avisar de contenido inadecuado

Hombre buuffs.

{
}

Hombres «bluffs»Hombres «bluffs»
Existen también individuos que viven poseídos de sus méritos o cualidades morales o intelectuales, al extremo de llegar a creerse, a veces, de buena fe, superhombres: son los hombres «bluffs». Los hay que presumen ser competentes en todas las ramas del saber humano, verdaderas enciclopedias ambulantes. Asisten a cuantas conferencias, academias, conciertos o congresos se celebran. Intervienen, si es posible, en los debates; dan su opinión sobre lo que han visto u oído. Aconsejan o dirigen a los principiantes. Aunque tontos e ignorantes, pues toda su ciencia se reduce a generalidades, no son malos sujetos. Contribuyen a menudo, con su óbolo, al progreso de las letras, y ocupan siempre un puesto en la primera fila de asientos de toda conferencia, concierto o velada.
Existen también individuos que viven poseídos de sus méritos o cualidades morales o intelectuales, al extremo de llegar a creerse, a veces, de buena fe, superhombres: son los hombres «bluffs». Los hay que presumen ser competentes en todas las ramas del saber humano, verdaderas enciclopedias ambulantes. Asisten a cuantas conferencias, academias, conciertos o congresos se celebran. Intervienen, si es posible, en los debates; dan su opinión sobre lo que han visto u oído. Aconsejan o dirigen a los principiantes. Aunque tontos e ignorantes, pues toda su ciencia se reduce a generalidades, no son malos sujetos. Contribuyen a menudo, con su óbolo, al progreso de las letras, y ocupan siempre un puesto en la primera fila de asientos de toda conferencia, concierto o velada.

{
}
{
}

Deja tu comentario Hombre buuffs.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.